Parques para vivir

Urbanismo + Conservación
Parques para vivir es un concepto habitacional y de conservación, que hemos estado desarrollando en Parques Australes y que responde a nuestra experiencia de trabajo en paisajismo y desarrollo territorial.

Qué hacemos

Interpretamos la naturaleza a través de la ecología de paisaje, planificamos el territorio y diseñamos las soluciones para cohabitar en ella. Asimismo, colaboramos con los procesos de recuperación y conservación de los ecosistemas presentes y promovemos la vida de barrio, donde se valora el espacio común, las relaciones y el respeto por los vecinos.

Nuestra propuesta de Parques para Vivir:

1. Estudio del Macropaisaje, que permite comprender el rol ecológico y paisajístico que cumple un lugar en un territorio 10 veces mayor.

2. Diseño de Planes Maestros que ponen en valor los espacios comunes y el paisaje.

3. Emplazamiento de parcelas (espacios de uso exclusivo familiar) adecuados en tamaño. Si bien existe una restricción a la subdivisión de 5000m2, sí podemos reducir por un diseño y un acuerdo, el uso exclusivo de ese espacio para crear áreas comunes y de conservación más interesantes para todos.

4. Diseño de Barrios con emplazamientos propuestos para las casas, y áreas comunes de barrio. Esto permite disminuir la fragmentación del territorio, concentrando las casas en barrios con mayor nivel de diseño y dejando más espacio para la conservación y el disfrute de la naturaleza.

5. Corredores Biológicos que permiten la conexión ecológica que promueve la biodiversidad y disminuye la fragmentación del territorio.

6. Diseño de regulaciones internas para una vida más sostenible y responsable con la naturaleza y los vecinos.

En nuestros proyectos de urbanización, la naturaleza tiene voz y voto.

Algunos de los problemas que visualizamos en el desarrollo de proyectos tradicionales

En nuestra experiencia de vivir y diseñar el sueño de cohabitar con la naturaleza, nos damos cuenta de las enormes falencias que tiene el tradicional enfoque de diseño de condominios de parcelas, que carecen de una visión de futuro, y de un enfoque realmente ecológico.

1. Una parcela de media hectárea es un espacio muy grande para jardín y un espacio muy pequeño para un parque.

La aspiración de vivir en una Parcela de agrado, evoca las ganas de habitar un espacio amplio y en contacto con la naturaleza. Sin embargo vemos que la medida tradicional de media hectárea es un espacio demasiado grande y difícil de abordar si se piensa en un jardín, con grandes prados que cuidar, pero a la vez es un espacio pequeño si se piensa en la experiencia más relacionada con el campo y o un parque de naturaleza.

2. Dificultad para visualizar el desarrollo futuro del proyecto.

Muchas veces los proyectos en un comienzo parten con grandes espacios abiertos, bosques, praderas y bellas vistas, pero luego cuando se van construyendo casas y cercos cada cual a su manera sin coordinación, el paisaje inicial se descompone, disminuyendo el valor paisajístico y la experiencia de vivir de cada uno. Eso es así especialmente en los sectores rurales donde existe una muy escasas regulación territorial.

3. Desconocimiento y desinformación ambiental.

Los proyectos habitacionales y de condominios tradicionales no incorporan adecuada y profundamente la dimensión ecológica del paisaje, y tampoco logran comunicar y poner en valor el patrimonio natural con los inversionistas y clientes.

Sin embargo, cada vez estamos más consientes como comunidad global de la urgencia que enfrentamos por el cambio climático, y la conservación de la biodiversidad. Actualmente se considera que la conservación de la biodiversidad no es suficiente para garantizar la vida en el planeta, y la comunidad internacional incorpora el concepto de Restauración Ecológica como un tema donde los países asumen compromisos globales.

Los proyectos de urbanización y condominios serán evaluados en el futuro en la manera en que enfrentaron este desafío de futuro.

Contáctanos